SONY
Notas 4 esquemas básicos de iluminación para tus retratos

4 esquemas básicos de iluminación para tus retratos

Por Claudia Rodríguez, 11 de diciembre, 2017
4 esquemas básicos de iluminación para tus retratos

 

Todo buen fotógrafo debe tomar en cuenta la exposición, composición y en especial la iluminación para hacer buenas fotos. El buen manejo de la luz es esencial para obtener buenos resultados. Cómo lograr dominar el arte de la iluminación es algo que adquieres con la práctica pero también con una técnica adecuada, y para ello es útil que conozcas ciertos esquemas de iluminación que lograrán que transmitas mejor tus emociones a través de tus fotos. Sea con iluminación artificial o en estudio, el buen uso de la luz es lo que distingue un buen retrato.

 

 

Si eres un fotógrafo principiante y no cuentas con luces de estudio, no te preocupes, que igualmente te servirán estos esquemas porque puedes usarlos con luz natural. Lo importante es conocer cómo se comporta la luz de acuerdo a la intensidad, calidad, temperatura y dirección para poder diseñar tu esquema de iluminación de acuerdo a lo que quieres lograr y qué efecto emocional o psicológico quieres producir en tus imágenes. Si cuentas con uno o varias unidades de flash externo, también puedes aprovecharlas para iluminar de manera creativa tu retrato.

 

 

La luz es la materia prima de la fotografía, por ello es vital que reconozcas las cualidades, propiedades y características de la luz para poder utilizarla correctamente. ¿Qué tipo de luz vas a utilizar en tus retratos? Dura o suave, principal o de relleno. Eso es fundamental antes de aprender los esquemas de iluminación. Por otro lado, es importante saber si vas a trabajar con luz natural o luz artificial o una combinación de ambas.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre la luz artificial y la luz natural? La luz natural es la que proviene del sol o incluso de la luna en situaciones nocturnas. La luz artificial es aquella que proviene de medios creados por el hombre como bombillos, flashes o luces de estudio. Debes tomar en cuenta sus propiedades en todo momento para modelar tu esquema. Toma en cuenta si la luz es blanca o si tiene otra temperatura para hacer el balance de blancos adecuado en tu cámara.

 

La intensidad también es importante para determinar si vas a usar luz dura o suave y por último debes tomar en cuenta cuál es la dirección de donde proviene la luz para crear el efecto adecuado para obtener la expresividad que buscas. Por ejemplo, si la luz viene desde arriba o cenitalmente, las sombras en la cara se verán por debajo de la nariz en forma de mariposa, este tipo de iluminación es muy artístico y muy usado en retratos de moda o en retratos teatrales. Si la luz es muy dura, puede crear mucho contraste porque genera sombras duras bajo los ojos y en ese caso, debes rellenar con un rebotador/difusor (si no lo tienes, puedes comenzar con una lámina de anime o una cartulina blanca, plateada o dorada) para suavizar el resultado.

 

 

A continuación te daremos los esquemas básicos de iluminación para que aprendas a usar de manera creativa la luz en tus retratos

 

 

Los 4 esquemas básicos de iluminación

 

 

Los esquemas básicos de iluminación que te daré dependerán de cuántas fuentes de luz utilices en tus retratos y qué tipo de luz es. Toma en cuenta que puedes usar las luces como luz principal, luz de relleno, luz de fondo o luz de efecto. Recuerda que dependiendo del tipo de luz dura o suave, los resultados serán diferentes. Por ejemplo, si estás fotografiando una boda, generalmente las luces se usan con un rebotador (caja de luz, paragua o difusor) para generar sombras suaves en el rostro y que luzca más romántico. Si estás haciendo retratos de moda o de teatro puedes experimentar con luz más dura para obtener más contraste que puede causar más impacto. A continuación te daremos los esquemas básicos más utilizados por los fotógrafos en sus retratos. Todos ellos pueden tener variaciones donde puedes agregarle una luz de relleno, de efecto o contraluz.

 

 

 

 

 

  1. Luz lateral en 45° o luz tipo Rembrandt 

    Este es uno de los esquemas más utilizados por casi todos los fotógrafos en el mundo a la hora de hacer un retrato artístico. Al ubicar la fuente de luz a 45° del sujeto, crearás bajo el ojo una zona triangular iluminada y el resto sombreado que le imprimirá a tu rostro un aspecto interesante y clásico. Por eso se llama Rembrandt pues recuerda el estilo del gran maestro de la pintura barroca holandés. Si la sombra es muy pronunciada debido a que la luz es muy dura, puedes utilizar un rebotador o difusor para atenuarla.

 

 

Ubica la fuente de luz a 45° un poco arriba del sujeto. Crearás bajo el ojo una zona triangular iluminada y el resto sombreado.

 

 

 

  1. Luz lateral en 90°o Split Light

    Este tipo de luz produce un efecto dramático. Se produce muchísimo contraste entre la zona iluminada y la zona sombreada. Suele usarse en situaciones donde se quiere lograr un efecto de misterio, sugestión o por ejemplo, si quieres hacer una foto de un artista que luzca seductora o intrigante. También se usa para atenuar una nariz muy pronunciada.

 

Ejemplde retrato. Modelo José Hicher con Split Light. Fotografía: Claudia Rodríguez.

 

 

  1. Luz y sujeto en 45° o Broad Light

    Es igual a la Rembrandt Light pero en este caso el sujeto se coloca a 45 grados (ubicando el cuerpo de perfil pero girando el rostro hacia la cámara).

 

 

Ejemplo Broad Light. Modelo Mariana Serrano. Fotografía de Claudia Rodríguez.

 

 

 

  1. Luz frontal y cenital sobre del sujeto (Luz de Mariposa)

    Esta luz se usó mucho en Hollywood y la Paramount Pictures la popularizó y es por esa razón que se conoce como Paramount Light. Se le llama “butterfly light” porque debajo de la nariz se forma una sombra que se parece una mariposa y se usa mucho en retratos femeninos porque acentúa los pómulos y estiliza el rostro, haciéndolo lucir más bello.

 

Fotografía “Butterfly Light” o Paramount Light. Retrato de José Hicher por Claudia Rodríguez

 

 

Existen también otros esquemas de iluminación que puedes aplicar en tus retratos y que se pueden lograr combinando los básicos y añadiendo luz de relleno, de efecto o contraluz en cada uno de los esquemas para enriquecerlos. Lo importante es saber lo que quieres lograr con la luz a la hora de diseñar un esquema de iluminación.

 

Si lo que quieres es usar un fondo oscuro en un retrato, por ejemplo, es aconsejable que utilices una luz principal lateral (en 45° o en 90° del sujeto) pero que al mismo tiempo utilices o bien una luz de efecto detrás del sujeto para resaltar la silueta o una luz en contraluz para separarlo del fondo.

 

Utiliza tu creatividad y experimenta con las luces. Si no tienes muchos recursos puedes comenzar con la luz natural, por ejemplo, como luz principal utiliza la luz de una ventana y pídele a tu sujeto que se pare al lado para hacer la luz tipo Rembrandt o tipo Split. Puedes aprovechar un día soleado y poner un difusor sobre el sujeto y simular la luz tipo Paramount también. La imaginación es el límite.

 

Te invito a seguir los consejos de Erik Vicino que aprendió a llevar el Sol en su bolsa en forma de Flash quien aprendió a usar el flash externo como fuente creativa de iluminación y a dominarla. También puedes aprender a controlar el flash, sin cables como lo hace el artesano de la imagen Tony Gale quien te enseña fácilmente a usar el sistema de control inalámbrico de iluminación con los radios emisores FA-WRC1M y receptores FA-WRR1 de Sony.

 

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?